Galia Puerto - Vuelta al trabajo tras las vacaciones
28
Ago

Vuelta al trabajo tras las vacaciones

Volver a la rutina del trabajo tras unos días de descanso, no siempre resulta sencilla. Si a esto le sumamos la incertidumbre que tenemos este año por la pandemia del coronavirus resulta aún más complicado.

Faltan pocos días para terminar las esperadas vacaciones de este año, algunos, con suerte, están a punto de comenzarlas, pero por lo general, septiembre es la vuelta a la rutina. De hecho, este año será todavía más difícil puesto que, muchas compañías decidieron retrasar hasta septiembre la vuelta a la oficina y seguir con el teletrabajo, aprovechando la jornada intensiva y los períodos de vacaciones.   

Asumámoslo, tenemos que volver, pero siempre podemos hacerlo de la mejor forma siguiendo algunas de las recomendaciones que nos dejan expertos en psicología del trabajo.

Concienciarnos los últimos días

Las vacaciones están pensadas para desconectar de todo, pero más aún, del trabajo. De hecho, es recomendable dejar de pensar en él y aprovechar para disfrutar de hobbies, la familia, etc. Eso no quiere decir que, cuando te falten pocos días para reincorporarte, vayas asumiendo la realidad y seas consciente de que tienes que volver a trabajar.

Recuperar rutinas

Lo mejor es adaptarse cuanto antes a la vuelta, por eso recomendamos que no lo dejes para el último día. Si sabes que el lunes tienes que volver a madrugar, empieza a levantarte a esa hora unos días antes. Empieza a acostarte antes y ve ajustando horarios poco a poco.

Piensa que estas rutinas no son incompatibles con disfrutar de los últimos días de vacaciones, sólo es adaptarlas a una realidad que está al “caer”.

Adelanta la vuelta a casa

Es cierto que cuando estamos llegando al fin de las vacaciones nos parecen que han sido muy cortar, el tiempo se ha pasado volando y no hay ganas de volver a nuestra normalidad. Pero lo mejor es adelantar unos días la vuelta a casa, dejarlo para el día previo a la vuelta al trabajo es un gran cambio para nuestro cuerpo. Esto solo hará que la adaptación se lleve peor.

Lo mejor, unos dos o tres días antes, vuelve a casa, descansa, prepara la vuelta al trabajo.

Establece retos reales

No pienses en negativo, no te imagines una mesa llena de papeles ni un email lleno de mensajes por leer. Sentirse abrumado por la cantidad de trabajo a realizar no es bueno, tienes que establecerte retos reales, asumibles y organizados. Conseguirás llegar a ellos más fácilmente y cumplirlos. Seamos realistas, el primer día no vas a conseguir quitarte todo el trabajo pendiente.

En definitiva, la mejor manera de afrontar la vuelta al trabajo es hacerlo de forma positiva, recuperando poco a poco la rutina, practicando ejercicio y con la mente en positivo.

Si tienes la suerte de trabajar en Galia Puerto te esperamos con nuestra mejor sonrisa y con muchas ganas de volver a veros a todos.

Recuerda que, si estás buscando el sitio ideal para empezar a trabajar en septiembre, puedes contactar con nosotros y hacernos llegar tus dudas.