Galia Puerto - Aplica a tu empresa el Design Thinking
13
Nov

Aplica a tu empresa el Design Thinking

Hoy vamos a hablaros de qué es el Design Thinking y cual es su manera de conseguir resultados finales.

¿Qué es el Design Thinking?

Es una metodología que se utiliza para resolver problemas complejos y que además es eficaz. Este concepto nace desde la perspectiva del diseño, pero su metodología se puede aplicar a diversos ámbitos.

El design thinking se emplea para pensar un problema desde el principio hasta el final, utilizando herramientas efectivas para afrontarlo.

Etapas del Design Thinking

La metodología que utiliza es clara y puede ser fácilmente implementada. Existen diferentes aproximaciones, pero generalmente abarca 5 pasos.

Empatizar

Lo primero que tenemos que hacer es poner el foco de atención en el usuario. Debemos centrar nuestra información primordial en las personas y lo que experimentan en relación a un tema concreto directamente relacionado con nuestro producto, servicio o la operación de negocio. Algunas de las técnicas o herramientas que podemos usar son las entrevistas, los focus group, etc.

Definir el problema

Después de conseguir toda la información en la primera fase pasamos a definirla en esta. Sin duda, esta es una de las fases más difíciles, ya que hay que seleccionar lo especialmente relevante para poder trabajar en un único camino.

Definir es anticiparse a dónde se pondrá el foco en la siguiente fase.

Idear las posibles soluciones

Esta es la fase de la búsqueda de soluciones. Para ello se necesita mucha imaginación y utilizar técnicas que fomenten la creatividad. Es bastante útil la utilización de brainstorming o mapas mentales.

Prototipar modelos

Una vez llegados a este punto debemos hacer un diseño de la solución y tangibilizarla con un prototipo físico o digital. Es esta fase, también es posible generar ideas nuevas.

Evaluar y testear los prototipos

En esta etapa el usuario va a poder interactuar con el prototipo y en la que nosotros podremos obtener retroalimentación de su parte para realizar las mejoras oportunas.

No podemos olvidar que este proceso se puede volver repetitivo, puesto que puede darse el caso que al usuario no le satisfaga el prototipo.

Para poder llevar a cabo este tipo de planteamiento es muy importante que el espacio de trabajo sea una oficina flexible, cómoda y que aporte un valor añadido al proceso.

Consulta nuestra página web e infórmate de las posibilidades que tenemos para tu empresa en cuestión de alquiler de oficinas, alquiler de salas, etc, puedes hacerlo pulsando sobre este enlace.

Para cualquier otra duda puedes ponerte en contacto con nosotros.